Menu

¿Pueden jugar juntos Vinícius y Hazard?

Desde que se reanudó la competición, el Real Madrid ha tenido la fortuna de contar con uno de esos ‘galácticos’ que van sembrando el pánico por donde concurren. Aunque aún no se haya visto la mejor versión de Eden Hazard, el madridismo quiere ser testigo del fulgor futbolístico del belga que justifique la gran inversión que realizó el club merengue el pasado verano.

Pese a haber sido víctima de múltiples lesiones, el parón ha beneficiado al belga y le ha dado una segunda oportunidad de redimirse y de ser un jugador importante en el tramo decisivo de la temporada. Desde la reanudación, se ha visto a un Hazard comprometido y concienciado con la causa. Quiere triunfar en el «club de sus sueños» y cada partido quiere dar lo mejor de sí. Ante la SD Éibar y el Valencia, el belga repartió dos asistencias que fueron cruciales para la resolución de ambos partidos. Sobre todo, el pase que sirvió en bandeja al goleador, Karim Benzema, y que desatascó el partido ante el club ché.

Como es lógico, se está viendo una versión simplificada de Eden Hazard dado que el propio jugador no quiere recaer de nuevo. De ahí que haya priorizado combinar y asociarse con sus compañeros, principalmente. Esa es la única explicación coherente que exculpa al belga de no haber mostrado su amplio repertorio de gestos técnicos en conducciones, regates, goles, etc.

En el otro lado de la ecuación, aparece un cohete llamado Vinícius Junior. El brasileño, a sus 19 años, se ha convertido en un auténtico dolor de muelas para los defensores. Su descaro y su velocidad han convertido a Vinícius en un jugador único, cuyo techo aún es una incógnita. El fluminense es una especie en extinción en el fútbol actual, cada vez más condicionado por el rigor táctico de los entrenadores. Pocos futbolistas son capaces de tener la osadía de mirar hacia delante e intentar desbordar a los oponentes que salen a su paso.

El brasileño es un incordio permanente para la zaga por sus exuberantes condiciones físicas Además, su juego condiciona a los rivales y les obliga a a defender en bloques bajos porque con espacios, es demoledor. Todo ello, quedó patente ante la Real Sociedad. Pese a ser bisoño en el fútbol profesional, el sudamericano se ha ganado un puesto en el XI del Real Madrid.

El Madrid necesita la verticalidad y el desparpajo de Vinícius dado que, entre otras cosas, le permite avanzar metros y atraer rivales. El poderoso 1 vs 1 del brasileño exige a los contrincantes hacer ayudas permanentes al lateral que ocupa el sector derecho de la defensa. Más allá de sus virtudes, el Madrid le precisa porque es un »agitador ofensivo» que puede solventar situaciones donde los ataques son planos y poco fluidos.

Ahora bien, ¿pueden jugar juntos Eden Hazard y Vinícius Junior? Bajo mi punto de vista, sí. Considero que ambos jugadores son complementarios y, por tanto, pueden salir de inicio en el XI del Real Madrid. Antes que nada, he de decir que no es una combinación sencilla porque trastoca el esquema. A pesar de ello, Zidane debe meditarlo porque Benzema se beneficiaría de estos dos talentos ofensivos.

Posible disposición ofensiva del Real Madrid con Vinícius y Hazard.

Sin lugar a dudas, Vinícius ocuparía el carril izquierdo del ataque. El brasileño necesita jugar a pierna cambiada para mostrar todo su potencial. Sale con un velocidad vertiginosa tanto por izquierda como por derecha y, además, este año ha añadido a su juego una mejor toma de decisiones cuando llega a línea de fondo.

Karim Benzema sería el mayor beneficiado de las numerosos desbordes del brasileño que, en la mayoría de los casos, acaban en el área rival. Si Vinícius continúa mejorando el último pase, el francés aumentará su cuota goleadora porque gozará de un mayor promedio de ocasiones de gol por partido. Esto se daría, especialmente, ante rivales en bloque defensivo bajo porque el francés esperaría el envío con el cuchillo entre los dientes. Sin embargo, si el Madrid tiene espacios para correr, es posible que el brasileño cocine la jugada y él mismo la finalice porque, como se vio ante la Real Sociedad, es tal su velocidad que, muchas veces, no tiene compañeros a los que asistir.

Zinedine Zidane es conocedor de que el brasileño es muy dañino por la izquierda. Por eso, apenas le ha probado por la derecha porque se diluye fácilmente. Él y Marcelo forman una dupla interesante porque el lateral goza de una visión de juego privilegiada y sensibilidad en el pase para abastecer de balones al espacio a su compatriota. Así, Marcelo recorre menos metros y puede dosificarse más.

Eden Hazard, por su parte, ocuparía una posición intermedia. El belga actuaría de ‘falso extremo derecho’ para ocupar las posiciones interiores y desenvolverse como mediapunta. Así, estaría cerca de Karim Benzema y podrían abastecerse mutuamente. También podrían intercambiar posiciones para que el francés pueda seguir cayendo al sector derecho cuando considere oportuno.

A Hazard le conviene situarse entre líneas porque gozaría de mayor protagonismo y sacaría a relucir todo su potencial. Desde su llegada a la capital española, el internacional belga ha encontrado en Karim Benzema el socio perfecto para progresar. Por tanto, Eden Hazard centraría su posición para dejar el carril derecho a Dani Carvajal. De este modo, el canterano atacaría el lado débil del ataque madridista y tendría a Hazard como aliado perfecto para sorprender llegando desde atrás.

Para que esta disposición ofensiva sea sostenible, es indispensable la ocupación de los espacios -ante posible pérdida- de los dos centrocampistas más físicos del Real Madrid, Fede Valverde y Casemiro. El brasileño, día sí y día también, nos enseña lo importante que es la interpretación del juego en los tiempos que corren. Es el jugador que hace posible que el Madrid no se descosa y someta a los rivales en campo contrario. Sus coberturas y su instinto defensivo son esenciales.

El charrúa, por su parte, sería el encargado de hacer la cobertura a Dani Carvajal en algunos tramos del partido para que el lateral pueda coger vuelo y sorprender desde atrás. Lo hará ocasionalmente porque Valverde también necesita pisar área rival. Cuando el uruguayo no pueda hacer la cobertura a Carvajal, los dos centrales y Casemiro se repartirán los espacios para formar una línea de tres. Si el Madrid pierde el esférico en campo rival y rápidamente el rival monta un contraataque por el lado libre -el derecho, en este caso-, Raphael Varane lateraliza su posición para frenar el avance. Por consiguiente, Ramos y Casemiro harían los movimientos correspondientes para lograr una eficaz basculación defensiva.

En definitiva, sí es posible conjugar a los tres jugadores más diferenciales del Madrid en la parcela atacante. Zinedine Zidane dispone de los mimbres necesarios para formar un tridente de ensueño con Vinícius, Benzema y Hazard que deleite a la afición merengue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *