Menu

El Mirandés tiene ADN ‘copero’

Lo han vuelto a hacer. El Mirandés ha repetido la gesta del año 2012 y, lo mejor de todo, es que aún sigue vivito y coleando en la competición del KO de 2020. Hemos vuelto al pasado y todavía no nos hemos dado cuenta. Rápido, aprovechad y pedid un deseo. Tranquilos lectores, sólo se trata de un ‘déjà vu‘.

Ahora bien, ¿serán capaces de superar la gesta del Mirandés de 2012? Se antoja difícil pero los mirandeses cuentan con un factor clave: la presión es un concepto inexistente en sus pensamientos. Eso sí, a diferencia del resto de eliminatorias, ahora tendrán que competir contra un Primera en una eliminatoria a doble partido.

En aquella edición gloriosa de 2012, Pablo Infante -banquero de día, futbolista de noche- fue el máximo goleador de la competición por delante de estrellas como Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Sin embargo, el Athletic Club se antepuso en su camino y le privó de una final histórica.

Sus 7 goles contribuyeron, junto a otros cosas, a dejar en el camino a 3 equipos de Primera División. Un 2B eliminó al Villarreal, al Racing de Santander y al RCD Espanyol. Por aquel entonces, los tres militaban en la categoría dorada del fútbol español y el formato exigía eliminatorias a doble partido. Más mérito aún si cabe.

Ayer, en Anduva, el conjunto rojillo volvió a demostrar que su buen momento no es casualidad. Vencieron y convencieron 4-2 al Villarreal en cuartos de final de la Copa del Rey. Tras el pase a semifinales, los chicos de Andoni Iraola se han asignado el apodo de ‘matagigantes’. El RC Celta, el Sevilla CF y el Villarreal CF ya han vivido en sus propias carnes la fortaleza del equipo burgalés.

Con una propuesta atractiva y valiente, el Mirandés ha igualado -como mínimo- la proeza que cautivó a los aficionados del fútbol español. El 4-2-3-1 de Andoni Iraola maniató al Villarreal y le privó del único título al que podía aspirar. En ningún momento, dejaron respirar a sus oponentes.

El dinamismo de Merquelanz, Álvaro Rey y Matheus Aias no dieron tregua a la defensa castellonense. Tanto con balón como sin él, los tres mosqueteros del Mirandés fueron un incordio absoluto durante los 90′ de partido. Cualquiera que viese el partido de ayer, pensaría que el Mirandés es un equipo de Primera División. Fue una exhibición tremenda.

Además de su fortaleza en la Copa del Rey, el Mirandés ha sido capaz de trasladar sus buenas sensaciones a la competición doméstica. Actualmente, llevan sin perder un partido desde el 8 de diciembre. Casi dos meses de resistencia ‘rojilla’. Tal y como dijo el propio Matheus Aias: «La Liga es lo que les da de comer».

El formato actual mola y el Mirandés también. Eso sí, todavía existen algunas deficiencias en este formato. De manera «incomprensible», las semifinales serán a doble partido; disminuyendo así las opciones de los equipos más modestos.

Bueno, todo tiene una explicación. Luis Rubiales -presidente de la RFEF- quiere asegurarse que Real Madrid y/ó FC Barcelona estén en la gran final. O bien que ambos se enfrenten en una eliminatoria a dos asaltos para obtener más ingresos. Obviamente, por motivos meramente económicos. Así funciona el fútbol actual y, aunque nos quieran hacer creer lo contrario, priman los intereses económicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *