Menu

La tozudez de Brahim

Brahim Díaz lo tiene claro. Él quiere triunfar en el Real Madrid y nada ni nadie le van a hacer cambiar de idea. El malagueño confía en su calidad técnica y sus posibilidades para poder triunfar en uno de los clubes más exigentes del planeta fútbol.

Apenas lleva 1 año en la disciplina blanca pero, desde el primer día, ha demostrado hambre y talento para hacer de las delicias de los aficionados blancos. Hasta la fecha, nos ha demostrado que sus minutos son de calidad y está dispuesto a sacar el mayor provecho de cada uno de ellos.

En las Pistas del Helmántico, lo volvió a evidenciar. Entró por el impasible Gareth Bale en el 53′ y demostró ser un jugador digno de la calidad que se presupone en un club de semejante talla. En más de media hora de juego, anotó 2 goles y envió un disparo potente al poste. Pudo haber anotado un hat-trick.

Pese a ser el futbolista con menos minutos de la plantilla, lógicamente sin contabilizar a Marco Asensio -lesión de gravedad- y Diego Altube -tercer portero-, no desiste en su empeño de triunfar de blanco. La tozudez de Brahim puede llevarle por el buen camino.

Múltiples equipos del fútbol español –Getafe, Alavés– e incluso varios del panorama internacional han preguntado por sus servicios pero su idea es firme: quiere triunfar en el Real Madrid a toda costa. El joven, de 20 años, sabe que si se marcha de la Casa Blanca, difícilmente vuelva a ella.

El deseo de la secretaría técnica es que Brahim acepte la posibilidad de salir cedido para que se foguee -preferiblemente- en un club del fútbol español. Y así, en función de su rendimiento, volver para tener continuidad y adquirir protagonismo en el trece veces campeón de Europa.

El futbolista malagueño es consciente de que las oportunidades en el Madrid caen a cuentagotas. Y, por ello, más vale pájaro en mano que ciento volando. Por talento individual puede ser uno de sus jugadores que encabecen la apuesta férrea al talento en ebullición en la presente década.

Brahim es diferente al resto de jugadores que ha ‘pescado’ el Real Madrid. Es ambidiestro y le gusta ir con la pelota pegadita al pie. La primera virtud le convierte en un futbolista peculiar y versátil que adopte varias posiciones en el futuro. Sin lugar a dudas, ofrece otro tipo de registros. Y, por si fuera poco, tiene gol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *