Menu

Rodri, la última pieza del puzzle de Pep

Tras varios meses de especulaciones, se confirmó el fichaje de Rodrigo Hernández por el cuadro ‘citizen’. El Atlético anunció que el Manchester City depositó la cláusula del jugador en las oficinas de La Liga. 70 milllones de euros para las arcas del Atlético de Madrid. 

A nivel deportivo, el Atlético de Madrid pierde a un futbolista de presente y futuro. Solamente, 23 años. Un futbolista que siente los colores. Un futbolista que juega con la camisa por dentro. Un futbolista que está llamado a ser el sucesor de Busquets en la selección. Un futbolista de mucha valía.

La marcha de Rodrigo es un palo duro para el equipo colchonero. Al igual que Lucas Hernández, emigra uno de los llamados a liderar el nuevo proyecto rojiblanco. No obstante, el efecto negativo de su venta se ha simplificado por la contratación de Marcos Llorente. 

Rodri se forjó y creció como futbolista en la cantera del Atleti; hasta que en División de Honor decide poner punto y final a su etapa en el club de sus amores. Se marchó al Villarreal -equipo que se caracteriza por potenciar la cantera -. En el conjunto castellonense siguió progresando como se esperaba. De la mano del Submarino Amarillo, dio el salto a la élite. Su impacto fue tal, que el Atlético volvió a interesarse por él. Al jugador le seducía la propuesta porque volvería al club de su vida. En su retorno al cuadro madrileño, fue uno de los nombres destacados de la pasada temporada. 

En sus dos últimas temporadas, se ha consagrado como un auténtico recuperador. Un centrocampista de contención que maneja los espacios a la perfección. Intercepta muchos balones por su posicionamiento y lectura del juego. Los datos le avalan: Rodrigo Hernández completó 600 recuperaciones en La Liga desde el comienzo de la 17/18, más que cualquier otro jugador de campo desde entonces.

Además, juega con una tranquilidad pasmosa cuando tiene el balón. No le quema el esférico. Juega sencillo y rápido, dando claridad en salida de balón. Por esto, Guardiola insistió tanto con su fichaje.  El gran artífice de la operación es Josep Guardiola. El técnico catalán se marcó como objetivo principal, la contratación del jugador madrileño. Sabía que era la última pieza que le faltaba para completar el puzzle. 

Con él, el Manchester City aspira a todo. Equipo equilibrado en todas las líneas. Y conformado por peticiones del propio entrenador. El año pasado, el equipo ‘sky blue’ logró 4 de los 4 títulos nacionales: Community Shield, Premier League, FA Cup y Carabao Cup. Sin embargo, se le resiste la Champions League.

Será el recambio de Fernandinho en el conjunto de Mánchester. El brasileño de 34 años dejará paso al exjugador del Atlético de Madrid. La pasada temporada, el carioca arrastró problemas físicos en algunos tramos de la temporada. Para Guardiola, el ex del Shaktar era un fijo en las alineaciones. Su evolución futbolística coincide con la llegada de Pep. En resumidas cuentas, la posición de mediocentro defensivo estará cubierta por dos grandes jugadores. 

A Rodri se le presenta una oportunidad única para seguir creciendo y evolucionando a nivel futbolístico. En lo económico, su salario se incrementará. En cuanto a lo futbolístico, Rodrigo llega al equipo adecuado en el momento adecuado. Por fin, Guardiola tiene a un ‘5’ de esas características. Un ‘5’ del estilo Guardiola. Similar a Sergio Busquets. Un centrocampista de corte defensivo que maneja muchos registros. Mucha soltera y fluidez en salida de balón.

A pesar de su estatura (1,91 m), es rápido y se atreve a solventar líneas de presión con conducciones. Cuando le presionan, no le tiembla el pulso; aguanta el balón a las mil maravillas. Utiliza su cuerpo de forma excelentísima.

Para concluir, me gustaría resaltar una de sus principales virtudes. En innumerables ocasiones, roba e intercepta balones fruto de la intuición. Ese olfato recuperador es una de sus señas de identidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *